Egipto

Volvemos a El Cairo para el final del viaje en Egipto


Habíamos tocado el punto más al sur de nuestro itinerario por Egipto, así que el movimiento lógico era volver al norte, sobre todo porque nos quedaba por vivir uno de los momentos más esperados del viaje.


El resto de horas en Asuán, tras haber vuelto de nuestra excursión a Abu Simbel y antes de abordar nuestro tren, nos las tomaríamos con calma.


Junto a los muelles de los barcos, en la orilla del Nilo, hay algunos cafés fantásticos donde tomar algo viendo las falucas pasar, acariciados por el cálido sol de un día despejado.


No podíamos pedir más para recargar fuerzas antes del largo trayecto a El Cairo.

Excelente sitio para comer en Asuán

Como acostumbrábamos, nos introducimos en el zoco de la localidad para encontrar un sitio donde comer. Encontramos este restaurante algo escondido en el que nos atendieron como a faraones y pudimos llenar y rebosar nuestros estómagos.



Pasamos parte de la tarde en un banco del agradable parque de Alsheraton Garden, de cara al río. Unai aprovechó para jugar un rato al fútbol con unos niños que lo miraban como a un profesional, y el resto del tiempo entablamos conversación con patrones de falucas o vendedores que se acercaban a probar suerte con nosotros. Nos entrañó Aa, un chavalillo que ofrecía el té de su padre y al que, tras un torpe pero largo intercambio de palabras en inglés, le pedimos dos botellas de agua.


Tren nocturno de Asuán a El Cairo

Nos había gustado la segunda clase de los trenes, así que en ella habíamos reservado nuestros asientos dos días antes para el viaje nocturno a El Cairo. Fue durante este viaje cuando me empecé a sentir algo mal. La verdad es que Egipto estaba siendo más frío de lo que nos esperábamos, y quizás eso había influido en mi salud.

Tren Asuán – El Cairo (2ª clase): 135 EGP

Dónde dormir en El Cairo: alojamiento barato y tranquilo

Llegados a Ramsis Railway Station, tomamos el ya familiar metro (2 EGP) para llegar hasta la Plaza Tahrir, cerca de la cual se encontraba nuestro nuevo alojamiento. Lo habíamos encontrado a través de Hostelworld y parecía tener buenas opiniones, era el Dahab Hostel.

Dahab Hostel (habitación doble): 170 EGP
Baño compartido.


Es probablemente uno de los alojamientos más curiosos que he conocido. Se encuentra en la azotea de un edificio en el centro de El Cairo, muy cerca del Museo Egipcio, y, como bien insinúa su logo, parece un pequeño oasis. Las habitaciones son muy pequeñas, pero lo lleva gente joven y está muy bien cuidado. La superficie que no ocupan las habitaciones está compuesta por terrazas con asientos y mesas de diseño chill out que por la noche se iluminan íntimamente.


Reserva tu alojamiento en El Cairo pinchando aquí. Booking.com


Primero iríamos a desayunar en los alrededores, pero esa misma mañana cataríamos la cama para dormir lo que no habíamos podido dormir en el tren. ¡¿Dormir por el día?! Tranquilos, estaba todo controlado, el plan por el que volvíamos a El Cairo lo realizaríamos a la tarde por unas buenas razones.

Anterior entrada

Viaje tecnológico en el ArtScience Museum de Singapur

Siguiente entrada

Mayon, el volcán perfecto sobre Legazpi

Dabid

Dabid

No Hay Comentarios

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Mochila al Paraíso - Blog de viajes .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Webempresa.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.