Tailandia

Playas de Koh Lipe: dando la vuelta a la isla


En este artículo voy a condensar en un único relato las numerosas vueltas a Koh Lipe que realicé para disfrutar de todas sus playas. Siempre me encontraba un panorama parecido, aguas turquesas bañando arena fina y blanca, pero este recorrido alrededor de la isla se convirtió para mí en una actividad rutinaria de la que nunca me cansé.

ÍNDICE

Pattaya Beach, en la «puerta de casa»

Pattaya Beach en Koh Lipe


Obviamente lo primero que hacía era saludar al día en la despampanante Pattaya Beach, con la que ya había conectado a mi llegada. Ni siquiera me tenía que poner las sandalias; bajaba las escaleras de mi hostal y a 5 pasos tenía la arena.


Pattaya Beach en Koh Lipe Pattaya Beach en Koh Lipe


Pocos eran los que como yo paseaban a esas horas, para deleite de los perros que corrían de un lado a otro y escarbaban despreocupados. Solo tuve que intercambiar una mirada con ellos para entablar amistad. Alguno no era consciente de lo afilado de sus colmillos y se pasaba con los mordiscos.


Pattaya Beach en Koh Lipe


El temprano sol me pegaba con fiereza en la nuca a medida que me acercaba al extremo occidental de la playa, donde sobre unas rocas se inicia un pequeño sendero de madera.


Pattaya Beach en Koh Lipe


El camino pasaba por debajo y a los lados de bungalows asomados sobre la costa -que hacían que se me cayera la baba- hasta que entre las copas de los árboles se volvía a distinguir el color turquesa.


Sanom Beach

Pero esta vez era una playa mucho más pequeña, una cala como quien dice, que rara vez albergaba a más de 10 turistas. Si llegaba pronto yo era el único, algo a lo que me acostumbraría en varias de las playas de Koh Lipe.



Reservar bungalows cerca de Sanom Beach


Volvía hacia Pattaya para reencontrarme con Walking Street y seguirla a través de la isla, hacia su lado occidental, donde se encuentra la playa más larga de Koh Lipe.


Sunrise Beach, la playa más grande de Lipe

Los accesos a Sunrise Beach, la playa del amanecer, son múltiples y casi siempre atraviesan resorts, permitiendo al transeúnte imaginar que se aloja en uno de esos coquetos bungalows.


Sunrise Beach en Koh Lipe


Reservar en estos bungalows de Sunrise Beach


A pesar de ser una playa muy alargada y expuesta al mar, el cercano arrecife permite que las aguas de Sunrise sean de las mejores de todo el país. Con poco viento, el mar parece aquí una auténtica piscina.


Sunrise Beach en Koh Lipe Sunrise Beach en Koh Lipe


Me encantaba seguir la orilla hacia el Sur y llegar hasta las rocas que delimitan la playa, frente al islote de Ko Usen. Este era mi spot, y me permitía contemplar la infinidad de tonos azules y los dibujos coralinos desde una posición elevada, a menudo desde la sombra de unos oportunos arbolitos.


Sunrise Beach en Koh Lipe Sunrise Beach en Koh Lipe
Sunrise Beach en Koh Lipe

Salva Beach

Al otro lado de este muro natural se encuentra otra pequeña parcela de arena que desde la ladera boscosa preside un vistoso resort, el Serendipity.



Reservar en el Serendipity Beach Resort


No me cansaba de sentarme a contemplar estas vistas y tampoco me daba pena seguir recorriendo la Sunrise, porque sabía que al día siguiente volvería a mi rincón.


Sunrise Beach en Koh Lipe


Rumbo Norte, Sunrise Beach parecía no acabarse nunca, y yo siempre sacaba un rato para parar a medio camino a tomar un fresquito shake en algún negocio familiar.


Sunrise Beach en Koh Lipe Sunrise Beach en Koh Lipe


Incapaz de apartar los ojos de aquel mar que llegaba hasta mis pies con un color turquesa que no cabría en la más potente imaginación, continuaba con mi lento avance hacia el punto más septentrional de la isla.


Sunrise Beach en Koh Lipe Sunrise Beach en Koh Lipe
Sunrise Beach en Koh Lipe Sunrise Beach en Koh Lipe

North Point Beach, la lengua de arena de Koh Lipe

Cuando la arena por fin se acaba se llega al lugar más fotografiado de Koh Lipe, el North Point. Su fotogenia se debe a la forma que adquiere su arenal, con la cercana Koh Adang como telón de fondo.



Con marea baja se puede intentar continuar por las rocas hacia pequeñas calas, pero yo opté por subir las escaleras del Mountain Resort. Aquí arriba hay bonitas vistas de la lengua de arena, siendo las mejores desde la terraza del restaurante del hotel, aunque para acceder aquí os pedirán una consumición.



Reservar en el Mountain Resort de Koh Lipe


Atravesé el Mountain Resort hacia el interior de la isla hasta que encontré una pista perpendicular y la seguí hacia la derecha. Cada cierto tiempo algunas señales indican el camino hacia mi próxima parada: Sunset Beach.


Sunset Beach, la playa del atardecer

No es la única de las playas de Koh Lipe desde la que se puede disfrutar el ocaso, pero sin duda es la que mejor orientada está para ello. Y durante gran parte del día… ¡aquí no hay nadie!



De nuevo decido ascender la ladera para sortear las rocas y, superada la colina, vuelvo a descender para aparecer en una nueva cala desierta.


Calas sin nombre del Noroeste de Koh Lipe

Desde aquí hacia el Oeste de la isla se suceden una serie de calas pequeñísimas que con marea alta pueden llegar a ser invisibles. Sólo algunos hoteles apostados sobre la ladera traen hasta aquí a unos pocos visitantes.



Por esa razón las tuve todas para mí. Bueno, casi. Me tocó compartir una de ellas con un peludito de color negro.



Esta vez sí opté por trepar y saltar de roca en roca para pasar de una cala a otra. En realidad, con la marea baja, era muy sencillo. Y el paseo, aunque menos cómodo, me regaló vistas maravillosas.


Pitiusas Beach, donde se acaba la civilización

No vi a nadie más durante un rato hasta que llegué a la altura de Pitiusas Beach Resort, donde me abrumó la «masificación»: cinco personas y un longtail boat amarrado.



Reservar en el The Cliff Lipe en Pitiusas Beach


De aquí en adelante la costa se hace cada vez más inaccesible, dejando los últimos huecos para playas chiquitinas, hasta que la arena desaparece.



Deduje que mi vuelta por Koh Lipe terminaba aquí. De todas formas, no había más playas a las que llegar al otro lado de aquella costa rebosante de jungla. Y siendo una isla tan estrecha, el camino que me devolvió a Pattaya Beach fue de menos de cinco minutos bajo relajantes palmeras.



Era hora de repetir una y otra vez este recorrido por las playas de Koh Lipe. Te toca, ¿cuál es tu favorita?

Diario anterior: Alojamiento en Koh Lipe: comienza mi vida en la isla
Diario siguiente: PROXIMAMENTE
Anterior entrada

Visita a Swayambhunath, el templo de los monos, a pie desde Thamel

Siguiente entrada

CRUCERO por el NILO en Egipto: información y precios

David

No Hay Comentarios

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Mochila al Paraíso - Blog de viajes.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.