junio 27, 2017

Improvisado tour cultural por Kuala Lumpur

Llegaba con optimismo a Kuala Lumpur tras cinco horas de cómodo bus nocturno, recordando lo bien que me hizo sentir esta ciudad dos años atrás. Por aquel entonces había sido como estar en casa y tenía la sensación de que volvería a ser así. No me equivocaba.
Además, me había dejado algunas cosas por hacer y ésa era suficiente excusa para pasar unos días en la urbe.

Bus nocturno de Singapur a Kuala Lumpur: SGD 25 16 €

Cambio: SGD 0,64 = 1€ (aprox.)

El bus me dejó de madrugada en pleno centro y tuve que recorrer unas cuantas manzanas cuando la ciudad aún no había despertado. Mi destino era Chinatown y el Mingle Hostel, un fantástico alojamiento, no de los más baratos, en el que repetiría al final del viaje.

Alojamiento en Kuala Lumpur: Mingle, el mejor hostal.
No pude hacer check-in nada más llegar, ya que era demasiado pronto, pero aproveché a echar unas cabezaditas junto a la recepción. El lugar no sólo era nuevo, estiloso, hogareño, moderno e históricamente interesante (creado en el interior de un edificio centenario reformado), sino que también incitaba a la interacción social con un bar-azotea muy acogedor y la organización de diversas actividades.

Mingle Hostel Kuala Lumpur
Dormitorio de 4 camas: RM 53 11 €

Cambio: RM 4,8 = 1€ (aprox.)


- Gran privacidad en dormitorios con cortina, luz, enchufe y taquilla para cada cama.
- Puertas con seguridad electrónica.
- Desayuno incluido (autoservido) en bar-azotea. Agua fría ilimitada.
- WiFi rapidísimo en todo el edificio.
- Restaurante en la planta baja con descuento para huéspedes.
- Pequeña lounge en la azotea.
- Zona común con dos ordenadores Mac y pequeña biblioteca.

En este artículo podéis ver cómo se hizo la restauración del edificio y la construcción del Mingle.



Reserva tu estancia en el Mingle Hostel pinchando aquí
O busca otros alojamientos en Kuala Lumpur aquí

Estaba encantado de pagar 11 € en dormitorio por un lugar tan fantástico y eso fue antes de que el dueño me invitara a una excursión para comer en algún célebre restaurante de la ciudad. Acepté, por supuesto.

Tour cultural (y gastronómico) por Kuala Lumpur
Conformado el pequeño y simpático grupo, Leong, la mente brillante tras el hostal, nos llevó hasta su preciosa furgoneta California. Hacía un calor enorme dentro de ella, y uno de los asientos se movía hacia delante y hacia atrás sin control, ¡pero anda que no molaba!


Llegamos al barrio de Bangsar Baru y fuimos derechos al Nirwana Maju, un local de comida india de gran prestigio en Kuala Lumpur. En lugares tan solicitados, es normal esperar unos cuantos minutos a que se libre una mesa... pero merece la pena.


La comida llega poco después servida sobre enormes hojas de plátano, y la verdad es que está riquísima.

Comida en Sri Nirwana Maju: RM 20 4,1 €

Cambio: RM 4,8 = 1€ (aprox.)


El postre lo tomamos en una cercana heladería que al parecer también es muy querida entre los Lumpurienses. Sin duda, si queréis comer bien, haced como los locales y acercaos a Bangsar Baru.

Antes de volver al hostal, Leong decidió llevarnos al templo chino más grande de la ciudad, el Thean Hou, que además tiene una vistas interesantes del skyline de Kuala Lumpur desde lo alto de la colina.


Cuando la excursión hubo acabado, algunos de los que habíamos participado en ella quisimos seguir compartiendo el día y fuimos juntos a ver algún punto interesante de la ciudad, como el Mercado Central, que nos decepcionó sobremanera; la Plaza Merdeka y su bonito Edificio del Sultán Abdul Samad, construido a finales del siglo XIX para albergar departamentos institucionales bajo la administración británica; o la Mezquita Jamek, totalmente blindada a los no musulmanes por -supongo- la celebración del Ramadán.


Y eso que el día no prometía gran cosa... Nunca digáis que no a una simpática invitación.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 Si no tienes cuenta, selecciona la opción "Nombre/URL".
 Puedes dejar el apartado "URL" en blanco.