diciembre 07, 2015

Camino a Bromo. Odisea hasta Cemoro Lawang

En la mañana del cuarto día nos echamos las mochilas a la espalda, abandonamos el hostal y cogimos un taxi Consejo: siempre con taxímetro

en JL Malioboro para que nos llevara al aeropuerto. Nuestra intención era pillar el primer vuelo a Surabaya.

Era la primera vez que nos acercábamos a un aeropuerto sin billete y estábamos un poco perdidos. ¿Se podían coger los billetes en el propio puesto de facturación? Lo hacen en las películas... La respuesta es no. Y como nadie parecía entender nuestra pregunta perdimos mucho tiempo. La solución era salir de la terminal y acudir a las oficinas de la aerolínea (en el aeropuerto de Yogyakarta se encuentran justo al lado de la terminal). Para cuando estábamos allí el primer vuelo ya estaba lleno y el siguiente disponible era ¡dentro de seis horas!


No tuvimos otra que esperar hasta pasado el mediodía. Yendo a desayunar, tumbados en la terminal, sentados fuera del aeropuerto, comiendo algo en otro lado... Eternas horas. Aprovechamos para buscar unas tarjetas SIM con cobertura de internet para todo el territorio de Indonesia. Nos volvimos un poco locos buscando y resulta que junto a la propia entrada del aeropuerto vendían unas. Os explico en este artículo cómo conseguir Internet en Indonesia de una forma muy barata.
Vuelo Yogya - Surabaya: RP 480.000 30 €

Cambio: RP 16.000 = 1€ (aprox.)


Nuestro avión de hélices al fin llegó. Nos hacía cierta ilusión montar por primera vez en uno de estos (la felicidad del novato), pero una vez en pleno vuelo el sonido y el movimiento son más intensos, y conociendo el negro historial de las aerolíneas indonesias no puedes evitar agarrar el apoya-brazos un poco más fuerte... Desde él pudimos deleitarnos con unas bonitas vistas del volcán Merapi emergiendo de entre las nubes.


Se nos había ido medio día esperando, pero el vuelo fue corto y pronto estábamos en la enorme y fea Surabaya. Desde el avión me pareció una ciudad inmensa, como pocas veces he visto. Aquí no hay nada para ver, así que normalmente los viajeros la utilizamos de paso.

Según salimos del aeropuerto no teníamos ni idea de qué hacer. Sabíamos que queríamos ir a Probolingo así que nos planteábamos buscar la estación de trenes o autobuses, pero finalmente fuimos por otro medio. Nada más salir de la terminal te abordan con miles de ofertas y de transportes. Conviene que rechacéis todo esto, porque los precios suelen estar infladísimos. A nosotros nos siguieron varios señores ofreciéndonos un coche particular. Les dijimos que nuestro destino era Cemoro Lawang. La idea del coche era atractiva, no tendríamos que introducirnos en Surabaya a buscar transporte, pero la cantidad que nos pedían era claramente una estafa. Con cada NO bajaban el precio. Al final un conductor que había por allí aceptó el precio que a nosotros nos parecía aceptable. Nos llevaría inmediatamente y de forma directa a Cemoro Lawang, pueblo en el interior del Parque Nacional del Gunung Bromo. Pagué RP 250.000 15,6 €

Cambio: RP 16.000 = 1€ (aprox.)
, quizás rebajable... pero no me importó pagarlo. Si otros viajeros llegan con vosotros, preguntadles a dónde van y quizás podáis compartir gastos, en este caso sólo estábamos nosotros.

Teníamos cierta prisa por llegar a Cemoro Lawang, porque los hostales se llenan según va entrando la tarde y sus precios se doblan o triplican. Por eso el coche nos pareció una buena idea. Aun así al final llegamos ya entrada la noche.

Si reservar vuelos en Indonesia fuera más fácil... la jornada anterior habríamos comprado dos asientos en el primer vuelo aquel día, y habríamos llegado seis horas antes a Cemoro Lawang, pero, como os explico en este post, reservar billetes por internet en este país es una odisea.

Aquel fue un viaje muy movidito de cinco horas por las carreteras indonesias. Adelantamientos de infarto, coches por el arcén en las autopistas, carreteras oscuras en las que no hay reglas de tráfico... Ya subiendo hacia el Parque Nacional, parecía que algunas cuestas iban a superar los 45º de inclinación o que en cualquier momento íbamos a rodar por el barranco. Tenía sueño pero no pude dormir, a penas pude parpadear. Menuda tensión.


En cierto punto, justo antes de llegar a Cemoro Lawang, un par de tíos en medio de la carretera nos cobraron RP 10.000 0,6 €

Cambio: RP 16.000 = 1€ (aprox.)
a cada uno por entrar al Parque Nacional (en fin... al menos nos dieron un ticket). Estaba muy oscuro y hacía un frío de coj*nes. Desgraciadamente la mayoría de hostales estaban llenos, así que hice uso de mis contactos, y busqué un hostal en el que se alojaron mis amigos Èlia y Joan de Voltant pel Món, el Tengger Indah. Como el dueño (que debía estar ya durmiendo porque todo el sitio estaba desierto y silencioso, y no sé cómo le encontramos al final) sabía que nos tenía agarrados por las pelotas no pudimos bajarle el precio a menos de RP 250.000 15,6 €

Cambio: RP 16.000 = 1€ (aprox.)
. Bueno, al menos la habitación era calentita y el baño+ducha compartidos no estaban mal. Fuimos a cenar al acogedor y agradable Cafe Lava Hostel (cuyo alojamiento estaba lleno) y después nos fuimos a dormir.

Entrada del Tengger Indah. Imagen de Google

Una o dos horas después me despertaron una serie de mensajes en el móvil. Era Brenda, que acababa de llegar al pueblo tras un terrible viaje de autobús y no encontraba habitación. Nos preguntó algo apurada si estábamos por allí, y creo que se llevó un gran alivio cuando le indicamos el lugar de nuestro hostal y le recibimos en la puerta de nuestro "barracón" (tenía tres habitaciones).

¡Ya estábamos los tres! Y dormiríamos pocas horitas, porque de madrugada subiríamos a contemplar una de las estampas que me llevaron a Indonesia.

Diario anterior: Indonesia III: Decubriendo Borobudur

Diario siguiente: Indonesia V: Las maravillas del Parque Nacional Gunung Bromo

2 comentarios:

  1. Hola! A ver si me puedes ayudar, queria saber en qué fechas viajaste a ver el volcan bromo y si el precio del coche privado que os llevo a Cemoro ( 250000 rupias ) fue por persona o el total del coche.
    Muchas gracias y felicitarte por tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfonso. Perdona el retraso en contestar. Lo primero gracias!
      Ese es el precio que pagué yo, es decir, el precio de cada uno. Esto fue en la primera semana de septiembre.
      Un saludo y buen viaje!

      Eliminar

 Si no tienes cuenta, selecciona la opción "Nombre/URL".
 Puedes dejar el apartado "URL" en blanco.