mayo 27, 2015

Un día en Koh Phangan

Koh Phangan (no sé cómo lo pronunciáis vosotros, yo digo "Ko Pañán") es una de las perlas de Tailandia. La isla es desde hace varias décadas un destino viajero muy potente, que comenzó como un gueto mochilero y con el paso de los años se ha ido abriendo camino hacia otras vertientes del turismo. Aun así, a pesar de ser una de las capitales mundiales del turismo, ha sabido conservarse de mejor manera que otras como Koh Samui o Phuket (al menos de momento).

La isla sufre picos de visitas cuando se celebra la Full Moon Party en la península de Haad Rin, y si queremos encontrar la Phangan más intacta o tranquila conviene que nos alejemos de este lado de la isla durante esas fechas. Particularme no me gusta nada ese rollo desfasado y decadente del que esas juergas hacen gala... aunque no digo que algún día no pruebe cómo es vivir una Full Moon Party desde dentro.


Por ahora vamos a dejar fiestas, borracheras y música desenfrenada para hablar de la verdadera isla y de lo que nos puede ofrecer poniendo como ejemplo un simple día en Koh Phangan. No, un único día no es suficiente para disfrutar de Koh Phangan en todo su esplendor, pero quería hacer este artículo de esta manera para demostrar lo fácil que es conocer los rincones de esta adorable isla sin gran esfuerzo:

¿Cómo moverse?
Cualquiera que haya estado allí te dirá lo mismo: una moto. Una moto te dará en Koh Phangan (y en otras islas) la libertad que necesitas para moverte a tu antojo y visitar rincones a los que sólo podrás llegar por tu propia voluntad. Eso sí, es algo peligroso y se producen bastantes accidentes. Las carreteras están más o menos bien asfaltadas pero en algunos tramos las curvas o las pendientes dificultan las cosas. Conviene que se te dé bien la moto o que practiques un poco en las innumerables zonas llanas. ADVERTENCIAConducir en Tailandia: Las islas y zonas rurales son perfectas para alquilar una moto y explorar a tu bola, pero cuidado, el tráfico es bastante caótico y las carreteras suelen estar en mal estado, o ser endiabladamente sinuosas. La principal causa de muerte entre turistas son los accidentes de circulación. Utiliza casco.


¿La moto te da yuyu? No pasa nada, los songthaews están ahí para socorrerte. Puedes utilizar un songthaew para ir de lado a lado de la isla por menos de 3 euros.

Nuestro itinerario para el día
Supongamos que quieres aprovechar al máximo las horas de sol. Planteemos un posible itinerario a través de la isla para conocer sus lugares más emblemáticos.


Llegas a Tong Sala. Te alojas en algún lugar de la costa sur (Baan Tai) o en la propia costa oeste. Coges tu transporte y seleccionas un objetivo:

Baan Tai. De camino hacia el este por esta carretera sureña, encontraremos mucho alojamiento barato y una especie de gran playa que se alarga hasta Haad Rin. No es la más bonita de la isla, pero tiene unas vistas interesantes de Koh Samui. Esta zona recibe parte de la juerga desembocada por la Full Moon Party, y aunque no sea día de celebración de ésta, se suelen producir por aquí réplicas (sí, como los terremotos) con nombre como Half Moon Party, Black Moon Party, etc.

Haad Rin. ¿Cómo no visitar la famosa península de Koh Phangan famosa por la Full Moon Party? Si vas a acudir a la fiesta en la playa pasarás por aquí seguro, pero aunque eso de la Full Moon no te vaya mucho, es una zona que merece la pena ver. Las playas a ambos lados (Sunrise Beach y Sunset Beach) son bastante bonitas, y por aquí podrás encontrar mucho alojamiento a buen precio que en días previos a la Full Moon deberás reservar con antelación, además de todos los servicios imaginables.



Recorremos el camino de vuelta a Tong Sala y atravesamos la isla por la carretera interior hacia el norte.

Ao Chaloklum. La costa norte es, para muchos, la zona costera más bonita de Koh Phangan, y la bahía mencionada nuestro punto de partida para conocerla. No tendremos problema para encontrar alojamiento aquí y será el lugar perfecto si queremos alejarnos del bullicio del sur de la isla.

Haad Mae Hat. Ubicada en la esquina noroeste, Mae Hat es la primera de una serie de pequeñas playas hacia el sur. Curiosa por estar enlazada con un islote por medio de una lengua de arena. Es una de esas playas de Phangan en las que pareces estar aislado del mundo exterior. Predomina una tranquilidad casi excesiva pero su oferta económica de bungalows es tentadora. Desde aquí y hacia el sur podrás contemplar el precioso atardecer de Koh Phangan.

Haad Yao. Es el siguiente punto destacable en nuestra travesía por la costa oeste. Podríamos calificarla como un intermedio entre sus vecinas del norte y sus vecinas del sur. Sigue predominando la tranquilidad pero los servicios son más numerosos. Quizás sea el sitio perfecto para tí, depende de tus preferencias.

Si continuamos nuestra ruta por la costa oeste pasaremos por la bahía Wok Tum y estaremos de nuevo en Tong Sala.


Es un bonito itinerario que puedes hacer en un día, o en más días si quieres disfrutar con tranquilidad de los lugares. Yo te recomiendo que dediques a esta preciosa isla todas las jornadas que puedas.
Al otro lado de la costa norte quedan playas fanásticas como la Bottle Beach o la Thong Nai Pan Yai, a las que se llega por otra sinuosa carretera. No son peores por el hecho de no haberlas incluido en este artículo, simplemente no ha sido la opción elegida, pero son igualmente recomendables.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 Si no tienes cuenta, selecciona la opción "Nombre/URL".
 Puedes dejar el apartado "URL" en blanco.