abril 30, 2013

Pacífico Sur: ¿Inaccesible para los mochileros? (Parte I)


¿A quién no le gustaría visitar algún día las perdidas y paradisíacas islas del Pacífico Sur? Me arriesgaría a afirmar que todos hemos soñado con un paisaje de palmeras, arenas blancas y aguas cristalinas. Las islas esparcidas por el sur del Océano Pacífico cumplen estos requisitos y comparten un misticismo y un encanto especial.

La pregunta, cuando hablamos de lugares como la Polinesia Francesa o Fiji, es si estos lugares son mínimamente accesibles para aquellos que no nos podemos permitir un hotel de lujo de 500 euros la noche... El Pacífico Sur no sólo nos muestra que se puede viajar por sus islas de un modo más económico sino que también tiene una oferta cultural y natural que no estamos acostumbrados a ver en las portadas de las guías turísticas.

Estas islas son uno de mis muchos objetivos. No sé ni cuándo ni cómo, pero el deseo está ahí... Tal vez el primer paso sea conocer cuáles son aquellas islas y qué nos puede ofrecer cada una. Comencemos diciendo que todos estos trozitos de tierra esparcidos por el Océano se clasifican en dos grandes zonas: la Polinesia y la Melanesia.

POLINESIA
Tahití y la Polinesia Francesa


Lo primero que se nos viene a la cabeza es la magestuosa Bora Bora, ¿pero sabías que este conjunto de archipiélagos consta de más de 115 islas? De primeras, este lugar no es barato, pero si nuestro bolsillo no puede pagar la estancia en uno de los bungalows sobre el agua turquesa de una laguna, tal vez encontremos cabañas muchísimo más baratas en cualquiera de sus islas menos conocidas. Puede que en otro artículo visitemos algunas de esas islas.

Las actividades allí son muy variadas, desde explorar las inmensas barreras de coral en las que es posible nadar con tiburones, hasta asomarse a las crestas montañosas de Tahití o Moorea, pasando por disfrutar del Festival Heiva en Julio u observar a los surfistas profesionales que montan una de las mayores olas del mundo, la Teahupoo, en Tahití.

Moneda: Franco.
Idioma: Francés.
Mejor época: de Mayo a Octubre. Estación seca. Temporada alta: Julio-Agosto.
Presupuesto mochilero diario: no menos de 50 €. Los vuelos son caros.
Lonely Planet lo recomienda para: resorts, buceo, cultura, surf, senderismo...

Samoa


Dentro de las islas Samoa encontramos dos países, Samoa -que es independiente-, y la Samoa Americana. Aquí, como en todas partes, encontraremos resorts de lujo que se escapan a nuestras posibilidades, pero estando también formadas por muchas islas algunas de éstas se encuentran vírgenes o poco turistizadas. Podremos encontrar alojamiento más asequible y un tipo de cabañas sin paredes que allí llaman fales.

Es posible una interacción con su cultura nativa y la gente de allí, famosa por su simpatía y buen recibimiento, y esto es lo que caracteriza un lado más viajero-independiente de Samoa. Además de las excursiones programadas, los mochileros pueden optar por el senderismo, el snorkel, el surf o simplemente disfrutar del relax que predomina en estas islas de vida lenta, en algunas de las mejores playas del Pacífico.

Samoa es un buen punto a visitar una vez estando en Nueva Zelanda.

Moneda: Dolar/Tala = 3€.
Idioma: Inglés.
Mejor época: de Mayo a Octubre. Estación seca.
Presupuesto mochilero diario: máximo de 50€ (se puede gastar mucho menos).
Lonely Planet lo recomienda para: playas, cultura, surf, paz y tranquilidad, senderismo.

Tonga


En un entorno de bahías de agua turquesa, playas blancas y templos de piedra nos daremos de bruces con el tradicionalismo, la monarquía y el fuertemente arraigado cristianismo del Reino de Tonga.
Su isla principal es Tongatapu y aunque en ésta hay innumerables cosas que hacer, como visitar la mayor concentración de antiguas edificaciones del Pacífico, bañarse en calas escondidas o hacer surf, la mayoría de los visitantes se desplazan enseguida a Vava’u. Una de los motivos, entre muchos otros, es la posibilidad de ver y nadar con ballenas jorobadas.

Moneda: Paʻanga (dólar tongano). 1€ = 2,41T$.
Idioma: Inglés.
Mejor época: de Mayo a Octubre. Clima estable todo el año. Posibilidad de tormentas tropicales/ciclones: Noviembre-Marzo.
Presupuesto mochilero diario: máximo de 50€.
Lonely Planet lo recomienda para: cultura, playas, paseos en kayak, avistamiento de ballenas, surf.

Rarotonga e Islas Cook


Estas pequeñas gotas de paraíso, las Islas Cook, están, en realidad, administradas por el gobierno de Nueva Zelanda. Rarotonga es su isla principal, y en ella, tras un caluroso día tostándose al sol en sus preciosas playas, se puede disfrutar a la caída del sol de la fiesta polinesia "Noche Isleña" y degustar cerdo cocinado en un horno de barro, raíz de taro y más. Además de deleitarse con bailes locales.

Una de las opciones allí es coger un avión y dirigirse a uno de los atolones más famosos del mundo, Aitutaki. Este atolón está compuesto por unos preciosos islotes de coral que rodean y forman una de las más increíbles lagunas del mundo. Si no estamos haciendo snorkel, descansando bajo sus inclinadas palmeras o nadando en sus aguas, uno se puede maravillar con los templos de piedra llamados maraes que hay en tierra firme.

Nos alegrará saber que Rarotonga se está "mochilarizando" cada vez más, para dar cabida a la gran demanda de este tipo de viajeros.

Moneda: Dólar neozelandes. 1€ = 1,53NZ$.
Idioma: Inglés.
Mejor época: de Mayo a Octubre. Clima estable todo el año. Posibilidad de tormentas tropicales/ciclones: Noviembre-Marzo.
Presupuesto mochilero diario: 26-49€. guesthouses/hostales por 13-50€.
Lonely Planet lo recomienda para: playas, resorts, familias, comida, buceo.

Isla de Pascua

Sin duda la más misteriosa y visitada por aquellos que quieren echar una mirada más profunda al pasado. La Isla de Pascua, originalmente llamada Rapa Nui, es más ampliamente conocida por presentar la fascinante colección de antiguas esculturas llamadas Moais. Levantadas por una civilización ya desaparecida, pocos escapan a formularse las preguntas de por qué y cómo fueron erigidos estos magestuosos símbolos.

Una isla que alterna rasgos polinesios con la moderna cultura sudafricana de Chile, se puede recorrer a pie, en bicicleta o dando paseos a caballo. Más allá de los tesoros arqueológicos encontraremos paisajes costeros abruptos e increíbles y playas blancas abiertas al inmenso océano.
Teniendo en cuenta que Rapa Nui fue devastada por la sociedad que la habitó, y que por ello es un medio natural delicado, supone un importante destino representante del turismo sostenible y ecológico.

Moneda: Peso. Se aceptan dólares y euros.
Idioma: Español.
Mejor época: Estación cálida Enero-Febrero. Clima subtropical. Temporada alta Enero-Marzo.
Lonely Planet lo recomienda para: arqueología, cultura, ecoturismo, senderismo, paseos a caballo.

Continuaremos con la Melanesia en el siguiente artículo

0 comentarios:

Publicar un comentario

 Si no tienes cuenta, selecciona la opción "Nombre/URL".
 Puedes dejar el apartado "URL" en blanco.